Reseña del Juego Helldivers 2


El debut de Arrowhead Game Studios, Magicka, es un título independiente cargado de mucha magia y humor que hace referencia a la cultura pop. De manera impresionante, Magicka se destacó gracias a un sistema muy especial de combinación de hechizos y un sentimiento de cooperación cargado de comedia. Todas estas lecciones, crecieron y se cultivaron dentro del estudio sueco, lo que dio origen a Helldivers, título de 2015 que nos dejó con un buen sabor de boca, pero nada nos preparó para lo que seguiría.

El resultado es Helldivers 2, un juego título con una tremenda aceptación del público que ojalá, esté haciendo meditar a los grandes editores de la industria. ¿Cómo es posible que el juego de un estudio medianamente conocido tenga muchísima mejor respuesta mediática y pública que uno AAA de un estudio de renombre, que tiene el apoyo de miles de desarrolladores y un presupuesto de publicidad desmedido? Es inaudito, pero es la verdad. Helldivers 2 está dejando mucho más que buenas lecciones, es una afirmación de que los videojuegos en sus esferas más altas han perdido el camino. Enseguida te contamos por qué es un éxito en todo departamento.

Compra Helldivers 2 en Amazon México

NOTA: LEVEL UP forma parte del programa de afiliados de Amazon México y recibe una comisión en compras realizadas por medio de los enlaces utilizados en esta publicación. Ninguno de los productos mencionados en la publicación fueron establecidos por las marcas o la tienda y no hay contenido patrocinado por las mismas.

Material de leyendas

De entrada, uno de los aciertos más grandes de Helldivers 2 es que se trata de una comedia. Te lo advierte el video introductorio que presenta un futuro utópico que, más bien, es una distopía satírica democrática. Al centro está la Súper Tierra, con un gobierno militarizado enfrascado en una desesperada lucha intergaláctica contra Automatons y Terminids. Starship Troopers de 1997 es una referencia obligada.

Sin mayores pretensiones, Helldivers 2 mantiene la esencia básica, pero radicalmente diferente de la entrega original de hace 9 años; es decir, la interminable guerra entre especies. Sin embargo, lo que antes se veía desde una perspectiva cenital, ahora adquiere una dimensión totalmente poderosa con la perspectiva en tercera persona.

«Helldivers 2 está dejando mucho más que buenas lecciones, es una afirmación de que los videojuegos en sus esferas más altas han perdido el camino»

Lo que te asalta de inmediato es un sentimiento cinemático gracias a la proeza gráfica de esta entrega. Helldivers 2 luce increíble gracias a numerosos efectos de iluminación y sombreado que tiñen la imagen con una profundidad siniestra, lo que aumenta la inmersión y, naturalmente, las apuestas.

Una patrulla a media noche, a través de desiertos, junglas y glaciales extraterrestres no tiene comparación. Otros juegos pueden esmerarse ensamblando tomas cinemáticas de alto impacto dramático, pero quedan olvidadas inmediatamente después de robarte el protagonismo; es decir, cuando te quitan el control de las manos para presentar secuencias anticuadas y desabridas de Quick Time Events.

Huele a democracia
Huele a democracia

Todo lo contrario sucede en Helldivers 2, donde escapas desesperadamente de un Titan y te lanzas a los lados para esquivar su baba ácida radioactiva; eludes con la misma gracia que un corredor de la NFL un sinfín de sabandijas que te persiguen frenéticamente y, en un instante, mantienes la compostura para no errar la secuencia que invoca un ataque orbital. Lo que resta es voltear para ver como detona la gloria explosiva y sentir una profunda satisfacción por salvar el día. Fuiste tú quien lo hizo; el juego jamás te quitó el control de las manos.

«Es un juego bien hecho con un bucle de juego efectivo»

En otras ocasiones tendrás que asaltar fortalezas con antenas masivas que bloquean la entrega de suministros desde la órbita, así que avanzas desde las trincheras con lodo hasta las rodillas para eludir nichos de ametralladora, refuerzos enemigos y minas explosivas. Eventualmente, llegas a la cima y detonas el bloqueador de señales y es entonces cuando desencadenas toneladas de explosivos desde los cielos. Otro gran día para la democracia de la Súper Tierra.

Y todo es aún más impresionante porque la pantalla permanece mayormente limpia; cuando mucho, es visible el marcador que registra los impactos con los enemigos y la mira. Fuera de eso, la pantalla está limpia de toda clase de numeritos emergentes que únicamente contaminan tu vista y rompen con la inmersión.

En contra de todo pronóstico

Es una fortuna, porque Helldivers 2 es un juego bien hecho con un bucle de juego efectivo, sin muchas complicaciones ni pretensiones. Básicamente, las fuerzas opositoras atacan y controlan sectores de la galaxia en un metajuego de ataque y defensa en constante evolución. Durante los primeros días posteriores al lanzamiento, pudimos apreciar algunos ejemplos cuando los Automatons lanzaron una ofensiva, y lo que más nos gustó fue la respuesta de la comunidad que, por medio de canales sociales, urgían al resto de los jugadores a acudir a la defensa de los planetas. Sólo esperamos que el futuro sea igual de desafiante, con nuevas clases de amenazas y eventos emergentes que alimenten este sentimiento de comunidad y hermandad.

Dicho esto, pasemos a las campañas miniatura en las que se divide el juego y en las que debes cumplir con 3 expediciones para obtener una recompensa mayor. Enseguida, desciendes en el planeta asignado, cumples con las actividades primarias, secundarias y terciarias y concluye la incursión con una extracción para regresar a tu nave y reiniciar el ciclo.

«En todo caso, no son labores desabridas»

Cuando desciendes desde la cápsula orbital, al mero estilo de los ODST de Halo 3, y apenas tocas el firme, te enfrascas en una implacable carrera contra el reloj para cumplir los objetivos. Un aspecto interesante de los objetivos principales es que son tareas de varios pasos que involucran la cooperación entre los miembros del escuadrón. Por ejemplo, la mayoría requiere introducir códigos en una terminal y hasta resolver acertijos breves, pero en otros tendrás que acomodar antenas manualmente, labor que requiere la comunicación entre todas las partes. Otras misiones requieren artefactos exclusivos que pides orbitalmente y debes manipular manualmente mientras resistes el avance enemigo. Es como intentar balancear un vaso con agua en la cabeza mientras saltas la cuerda.

Lo mismo sucede con los objetivos secundarios, pero en menor medida, mientras que los objetivos terciarios consisten en eliminar bases enemigas. En todo caso, no son labores desabridas donde solamente hay que quedarse inmóviles defendiendo una colina, sin más interacción, como en otros juegos.

Un momento cualquiera es el más épico
Un momento cualquiera es el más épico

Gradualmente, el caos alcanza el punto de ebullición. Para ese entonces, es momento de extraer a todos los miembros del escuadrón y la acción llega a su clímax. La intensidad llega al máximo mientras la nave que regresa a casa desciende pasado el límite de tiempo, el cual marca la partida del destructor que reabastece al escuadrón en tierra con municiones y ataques desde la órbita. Cuando estás a la deriva, rodeado de enemigos que llegan por docenas y sin piedad, el juego genera toda clase de momentos inolvidables, odiseas por llegar a rastras a la bahía de carga de la nave que lleva de regreso a los soldados.

Este sentimiento épico es el material que hace leyendas.Un acierto extraordinario por parte de Helldivers 2.

Y no exageramos: todo en el juego es glorioso… hasta la pantalla de carga. Esta simple transición entre lobby y terreno de juego genera un sentimiento de heroísmo inigualable, gracias, en parte, a la banda sonora que empareja cada instante de juego con un sentimiento de lucha implacable a lo largo de la experiencia. Nunca nos cansaremos de ver a nuestro soldado introducirse en la cápsula y escuchar el estruendo de los cañones que disparan al planeta, mientras trompetas resuenan en una legendaria sinfonía que anticipa el impacto en la tierra y el comienzo de la acción. Nunca nos cansaremos de ver pantallas de carga como esta.

¡Todos pelean, nadie se rinde!

Este círculo perfecto sería imposible sin la elevada sensación que genera el armamento; disparar cada una de las armas en Helldivers 2 es una tarea que tiene peso y necesita consideración. Es uno de los mejores sistemas de combate que hemos visto en años recientes debido a que cada disparo involucra sistemas que van mucho más allá de la patada de retroceso y la dispersión. La acción de disparar cualquier arma 一no importa si es el rifle más básico o el cañón antimaterial más pesado一 requiere consideración, pues entre más pesadas son, más difíciles de maniobrar; esto puedes verlo y sentirlo al apuntar, pues el cañón demora un poco en alinearse con tu mira. Además, si juegas con un DualSense, la sensación es igual de poderosa.

«Es uno de esos juegos, donde completar 100% de la progresión no se ve como una tarea imposible»

Lo que eleva la acción son muchísimos detalles que generan fricción positiva y fomentan el trabajo en equipo. Por ejemplo, recargar las armas pesadas toma una cantidad de tiempo considerable, pero si 2 jugadores enfrentan la tarea, la ejecución es mucho más rápida. También existen tareas simples que fomentan la cooperación entre soldados, como reabastecerse y sanarse mutuamente, lo que culmina naturalmente en actos de sacrificio entre soldados. Es increíble el sentimiento de camaradería en Helldivers 2.

Además, el sistema de movimiento es un gran acierto, pues te permite mantenerte ágil con numerosos grados de libertad; es como si hubieran importado el sistema de física directamente de Max Payne 3. Esto permite que los personajes se arrojen en cualquier dirección y continúen disparando sin interrupción y da lugar a momentos hilarantes cuando pierdes total control de tu personaje gracias a las leyes de la física o alguna explosión.

Desafío implacable, pero divertido
Desafío implacable, pero divertido

Por otro lado, sentimos que la progresión es justa. Todo lo primordial para tu desempeño en el campo de batalla se desbloquea gradualmente. No es una labor fácil, pero tampoco demora una eternidad. Tarde o temprano tienes todas las herramientas necesarias, además de que es benévolo con la experimentación, pues te permite desbloquear artefactos sin que te haga sentir que desperdiciaste recursos. El grindeo existe, pero no lo vemos como algo negativo. Es uno de esos juegos, donde completar 100% de la progresión no se ve como una tarea imposible, pero tampoco como algo fácil.

Dicho esto, la progresión es una bocanada de aire fresco y un acierto total en la época actual, repleta de juegos que diseñan sistemas voraces para enganchar a los jugadores y cumplir con métricas desalmadas de retención. Ya sabes de qué sistemas hablamos, de esos que requieren un interminable y cansado grindeo para obtener cada una de las armas y, peor aún, más farmeo para desbloquear cada aditamento y accesorio inútil.

Nada de esto sucede en Helldivers 2; sólo desbloqueas tu arma y listo. Todo funciona 100% en el nivel más bajo de dificultad, así como en el más elevado. Sin embargo, también notamos muy pronto que el balance de los armamentos simplemente no es el óptimo, pues hay muchas herramientas poco útiles, mientras que otras son obligadas en las dificultades más elevadas.

Vistas que te quitan el aliento
Vistas que te quitan el aliento

Y dicho todo esto, es momento de extinguir los elogios porque no todo es enteramente positivo que nos hace mencionar el elefante en la habitación. Helldivers 2 es una entrega enteramente online, así que si los servidores están apagados o fallan en algún momento, es imposible jugar. Muchos sufrieron esto durante los primeros días posteriores al lanzamiento. El juego simplemente se hizo tan popular, que los servidores se saturaron y muchos no pudieron disfrutar el juego. Con el tiempo, remediaron el problema y cada es vez más extraño que suceda, pero nada lo descarta.

Bajo esta misma línea, los jugadores solitarios podrían sufrir, pues Helldivers 2 es una entrega que pone mucho énfasis en la cooperación entre individuos; por esto, es natural que jugadores solitarios tengan una experiencia limitada. Dicho esto, tampoco es imposible pasar un buen rato, ya que, al mismo tiempo, el juego fomenta un sentimiento de hermandad, así que tampoco lo vemos como algo enteramente negativo. Para efectos de esta reseña, jugamos mayormente en cooperativo, con chat de voz y toda la cosa, y también en solitario, ingresando aleatoriamente a patrullas ajenas sin inconveniente. De tal manera, no dudamos de que incluso jugadores solitarios pasen un buen rato con Helldivers 2.

¡Vamos simios!, ¿quieren vivir para siempre?

Como ves, Helldivers 2 es una enorme bofetada con guante blanco a toda la industria. Arrowhead Game Studios sorprende con un juego excepcional que genera una sensación cinemática épica que, sin pretensiones, te mantiene al borde de tu asiento. Todo esto, sin caer en los vicios del medio, donde estudios abusan de sus jugadores con esquemas predatorios de microtransacciones. Esto tiene que celebrarse.

Por el momento, sólo podemos recomendar ampliamente Helldivers 2; es un gran éxito muy necesario en la actualidad, así que no pierdas más tiempo, ¡corre, celebra y extiende la democracia! ¡La Súper Tierra te necesita!

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord /Telegram / Google News / MSN / Whatsapp



Deja un comentario