Reseña del Juego The 7th Guest VR


Recuerdo la lejana década de los 90 como una época revolucionaria que cambió la cara de los videojuegos. Una de las novedades más importantes de aquella época fue el CD-ROM, lo que desató el desarrollo y producción de entregas cada vez más realistas, detalladas y complejas. Una de ellas fue The 7th Guest, título de aventuras con formato point and click que, en conjunto con Myst y Star Wars: Rebel Assault, impulsó la adopción masiva del lector de discos en el mercado de la PC. El juego fue novedoso por incluir video digitalizado de actores (FMV), era tecnológicamente impresionante, vendió 2 millones de copias y la leyenda dice que Bill Gates lo alabó como “el nuevo estándar en entretenimiento interactivo”.

Sin embargo, el juego original fue superado muy pronto por la tecnología que dio origen a entregas más atractivas y mejor presentadas gracias al auge de los gráficos 3D en tiempo real. The 7th Guest se recuerda como una parada curiosa en la historia de los juegos point and click y por este motivo, la recreación anunciada en junio de 2023, llamó la atención de propios y extraños, no solo porque es la recreación de un clásico, sino que fiel a su tradición emplea tecnología de punta: la última frontera que representa la realidad virtual y la captura volumétrica de video. Pero ¿esto es suficiente para destacar en el mercado actual?

PlayStation VR2 en Amazon.com

NOTA: LEVEL UP forma parte del programa de afiliados de Amazon México y recibe una comisión en compras realizadas por medio de los enlaces utilizados en esta publicación. Ninguno de los productos mencionados en la publicación fueron establecidos por las marcas o la tienda y no hay contenido patrocinado por las mismas.

Y no quedó ninguno

The 7th Guest VR recrea de manera exitosa la visión que Rob Landeros y Graeme Devine idearon originalmente en 1993. En ese entonces, ambos quisieron filmar una historia de misterio con actores reales en una mansión verdadera, pero el presupuesto los detuvo. Gracias a la realidad virtual, ahora es posible recrear la locación que tenían en mente para recorrer cada pasillo y habitación de una manera nunca vista. La sensación de entrar por primera vez en el vestíbulo es poderosa y extrañamente nostálgica; como visitar un lugar que sólo conocías por fotografías.

La mansión es una estereotípica casona embrujada, repleta de misterio, sonidos crujientes de madera y telarañas que acentúan la atmosfera espeluznante. Pero es solo la mitad, pues con una linterna revelas la otra parte del lugar en su antiguo esplendor, con muebles relucientes, tapicería brillante y colores saturados. Lo especial es la densidad de retos y acertijos en cada habitación para atrapar y engañar a sus huéspedes. La historia se mantiene mayormente sin cambios: Henry Stauff, un prolífico fabricante de juguetes, convocó a un puñado de ingenuos a su hogar para cumplirles un deseo. Eres uno de esos visitantes y desde el momento que ingresas, visiones fantasmagóricas de los huéspedes gradualmente van revelando sus desesperación, manipulaciones y traiciones.

La captura de video es de calidad aceptable
La captura de video es de calidad aceptable

Lo sobresaliente de The 7th Guest VR es el uso de la captura volumétrica de video. Esto permite que los actores que encarnan a los personajes tengan una presencia entera dentro del mundo de juego, es decir, mientras representan su papel puedes observarlos desde cualquier ángulo que imagines, siempre y cuando no sea muy de cerca.

«Entrar por primera vez al vestíbulo de la mansión es poderosa y extrañamente nostálgica; como visitar un lugar que solo conocías por fotografías.»

Las actuaciones son un punto sobresaliente de la experiencia, pues los días donde la práctica de tener actores reales era una excentricidad, ahora es una norma. Por lo mismo, las actuaciones son convincentes y satisfactorias, aunque no olvidan darle un toque dramático estrafalario de vez en cuando, aspecto que hizo memorable la entrega original.

Por su parte, la parte fundamental de la experiencia está en los acertijos que se inspiran ligeramente en los originales. En cuanto a su diseño, quedé mayormente satisfecho, pues son entretenidos y desafiantes sin llegar a ser excesivamente frustrantes. Llegar al momento de eureka es una de las mejores sensaciones que el juego contagia. A propósito, The 7th Guest VR tiene cierto grado de accesibilidad, pues tienes la manera de obtener tips gradualmente más descriptivos y hasta la oportunidad de resolver automáticamente los retos, si así lo deseas.

Encontré desafíos donde tenía que igualar patrones presionando botones, y el reto consiste encontrar la secuencia adecuada. Además, la linterna es de gran ayuda, pues revela pistas ocultas. Otros exponentes requieren habilidades básicas de matemáticas, deducción y otros donde empleas las manos para mover fichas, jalar palancas y girar llaves; típico en esta clase de experiencias.

Algunos acertijos son ingeniosos, pero son la excepción
Algunos acertijos son ingeniosos, pero son la excepción

Sin embargo, el mayor inconveniente que tengo con The 7th Guest VR es la familiaridad y la poca inspiración. Me explico: pienso que la mayoría de los retos los pude resolver con cualquier otro método de entrada, ya sea un cursor o una palanca análoga. Muy pocos acertijos aprovechan los controles de movimiento de los aparatos de realidad virtual, en mi caso PlayStation VR 2. Esta falta se extiende al resto de la mansión, porque la diversidad de objetos interactivos es pobre; sólo son objetos que levantas para mirarlos y desecharlos, con excepción de algunos instrumentos musicales. La mayor ofensa fue levantar crayones y labiales que nunca pintaron paredes; un poco de variedad hubiera elevado la experiencia.

En conclusión, quedé mayormente satisfecho con The 7th Guest VR. Se trata de un juego que rinde un justo y adecuado homenaje a una entrega que es ícono de una época perdida en la historia de los videojuegos. Lo más agradable del paquete es la historia, que se mantuvo mayormente intacta, y donde sobresalen las actuaciones de su carismático elenco, así como la elección de su vestuario. Si bien no es un parteaguas en cuestión de diseño en realidad virtual, es una travesía que desafía el intelecto con retos de lógica satisfactorios.

Editorial: Gaming / Facebook / Twitter / YouTube / Instagram / Noticias / Discord /Telegram / Google News



Deja un comentario